Sunat gana juicio a Scotiabank y evita una devolución de S/ 500 millones

noticias empresariales
2018-05-15

Scotiabank está a la espera de la resolución final del Tribunal Constitucional sobre la legalidad del cobro de intereses legales de la deuda al fisco, que pasó de S/ 48 millones a S/ 482 millones.  La Corte Suprema declaró infundado el recurso de casación presentado por Scotiabank en el juicio que sigue contra la Sunat, solicitando la devolución por acotaciones realizadas por operaciones no reales de compra venta de oro ocurridas entre 1997 y 1998 (realizadas por el Banco Wiese que fue absorbido por Scotianbak). La Sala de la Corte Suprema que evitó la devolución de S/ 500 millones del fisco (producto de la actualización de intereses) que reclamaba el banco de capitales canadienses, estuvo integrada por los vocales Silvia Rueda, Carlos Arias, Omar Toledo, Pedro Cartolini y Ulises Yaya Zumaeta. Hasta el cierre de la edición Gestión esperó la respuesta de Scotiabank sobre el fallo del Poder Judicial.

El caso

La deuda tributaria de S/ 482 millones fue cancelada por Scotiabank en los años 2013 y 2014, luego de comprar el Banco Wiese el 2006. Ello como consecuencia de una acotación que realizó la Sunat al Banco Wiese acusado de realizar operaciones fraudulentas en la compra y venta de oro para obtener crédito fiscal en los años noventa. No obstante, Scotiabank impugnó ante el Tribunal Fiscal esta decisión, pero mediante el Tribunal Fiscal (TF) ratificó la acotación del fisco. Por esa razón, Scotiabank, luego de pagar la deuda tributaria, impugnó lo resuelto por el TF mediante un proceso contencioso administrativo y presentó un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional (TC) reclamando solo los intereses.

Argumentos

Scotiabank alegó que la acotación debía anularse porque los directivos denunciados en la red que se dedicaban a simular operaciones de compra de oro, habían sido declarados no culpables dentro del proceso penal. Además, por norma de la Superintendencia de Banca y Seguros (SBS), no estaban obligados a llevar un sistema de control de existencias (Kardex) porque el oro que compraban constituía “divisas”, como los dólares. Por su parte, el fisco indicó que existían inconsistencias en la documentación presentada para demostrar las compras de oro, como valorizaciones de oro en fechas en las cuales todavía no había ingresado a las bóvedas del banco, entre otros. Y que el banco no llevaba un sistema de Kardex a pesar de estar obligado por ley, ya que la SBS aclaró que su regulación no afectaba el cumplimiento de las normas tributarias.

Fuente: Gestión

Asesores Tributarios

Ae.

COMPARTIR EN: